Cáncer 2018


El 2018 se presenta como un año positivo, pero muy materialista, dada la presencia de Júpiter y saturno en casas de Tierra. Los Cáncer, nativos del elemento Agua, se sentirán incómodos durante este período, dado que tendrán que enfrentarse con sus miedos, sus inhibiciones y sus prejuicios. No habrá forma de evadirse ni refugiarse en su caparazón. Por un lado, Saturno en Virgo los mantendrá incapaces de expresar lo que sienten, mientras que Júpiter reclamará mayor protagonismo en el entorno laboral. Esta aspectación que, por un lado, los impulsa a concretar y, por el otro, no les permite desenvolverse con soltura los mantendrá en un estado de hiperemotividad durante el año. Los artistas del signo estarán de parabienes, Venus los ayudará a crear de una manera ilimitada verdaderas obras de arte. Si se deciden a realizar un negocio inmobiliario, será preferible que lo hagan entre el 30 de agosto al 24 de septiembre, mes en el que Mercurio, transitando en la Casa de Libra les asegurará que la compra sea la adecuada. Los dos últimos meses del año serán el tiempo de recoger lo sembrado y el Cáncer comprobará que, en general, los conflictos surgieron de su temperamento introvertido y que la suerte les ha sonreído durante todo el año.
En el amor, podrán desplegar su encanto y la ternura que los caracteriza. En la segunda mitad del año, muchos Cáncer solteros podrán unirse a alguien que los comprenda y los mime como siempre anhelaron. Los casados aprovecharán para reformar su hogar o mudarse. Durante los meses de marzo, abril y mayo, con el planeta Marte en su propia Casa, los Cáncer notarán que su sensibilidad y su deseo sexual se incrementarán. Habrá cenas románticas a la luz de las velas y madrugadas de pasión. Disfruten de esos momentos de placer sin sentirse oprimidos por las preocupaciones. Sepan dejar afuera los conflictos laborales y familiares.
La personalidad aparentemente débil del Cáncer lo lleva a no enfrentarse en situaciones de pelea y prefiere recluirse. Este aparente mutismo es sólo hacia afuera, en su interior las palabras rebotan en su mente. Si no pueden decir lo que piensan y retrucar los agravios, será mejor que se esfuercen en perdonarlos. De lo contrario, les acometerá una terrible sed de venganza que los perjudicará no sólo mental sino físicamente. Es preferible tener un estallido antes que masticar la bronca durante meses.
El Cáncer suele vivir atrapado en sus propios miedos e inseguridades. Este año, Júpiter lo obligará a organizar hasta el más mínimo detalle de su vida laboral para poder obtener los merecidos frutos. Deberá aprender a controlar sus súbitos cambios de ánimo, a no desalentarse y a planificar cada paso para que nada pueda sorprenderlo y hacerle decaer el ánimo. Aprendan a decir lo que piensan y a exigir lo que desean sin miramientos.